¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA FALTA DE DOCTORES EN LOS HOSPITALES PÚBLICOS?

Despejando la incógnita.

 

Muchos doctores jóvenes recién formados en las aulas universitaria inician su carrera con la práctica en los Hospitales públicos, llegan con el ímpetu de aprender, de integrar y aplicar el conocimiento teórico de no menos 6 años de estudio, sin embargo el principal escollo es el “abuso sistemático” de los doctores “ Perros Viejos” que los reciben a su cargo, doctores que por cierto recibieron el mismo mal trato de quienes los antecedieron. Un maltrato inicialmente psicológico y luego físico con turnos exigidos y en las peores condiciones posibles. Estos “perros viejos” como ya no son capaces de aprender “trucos nuevos”, en el fondo les temen , ya que por el avance del conocimiento disponible libremente en la web, vienen con un mejor abanico de recursos teóricos y con cientos de horas de vídeos que muestran diferentes aulas de anatomía, es decir, hoy no se necesita de cuerpos humanos en cantidades como en el pasado que se recurría hasta el saqueo de tumbas para avanzar en el conocimiento, una buena clase de anatomía se puede repetir tantas veces como se quiera desde youtube.

De esta manera, los noveles doctores en vez de crecer humanamente, aprenden lo inhumano de la praxis, en estas condiciones “Aguantaran en la salud pública” hasta tener conocimiento práctico y se irán donde le ofrezcan mejor trato, sin embargo los que se quedan reciben la herencia de lo peor de la praxis.

Un buen doctor no temerá jamás a un doctor novel, al contrario puede tenerlos como activos colaboradores para complementar una buena atención a quienes esperan alivio a sus dolencias y su real misión es guiarlos como un verdadero maestro, asistirlos para que no cometan errores, un buen doctor debe entregar su conocimiento paso a paso y con cariño , cuando se entrega el conocimiento no se pierde, por el contrario se amplifica, un buen doctor además debe ser humilde y trasmitir esa humildad a quienes guía, no puede saberlo todo, también puede aprender ...Un buen doctor sabe que “utiliza medicamentos de los que no conoce todos los efectos colaterales o concomitantes, medicamentos que pueden aliviar o deteriorar la salud de individuos que tampoco conoce”... Un Buen doctor sabe que “la medicina es el paraíso de las incertezas”.

 

Un paralelo.

 

Me permito hacer un paralelo con el DOCTOR de los DOCTORES...El que curaba SIN MEDICAMENTOS ... Humildemente preguntaba, Creéis que YO te puedo curar, tenéis fe que sucederá...a lo que el paciente respondía ... CREO SEÑOR que tú me curarás...Y la cura sucedía...Porque la fe se basa en la certeza y confianza de que: El que cura tiene el conocimiento, el poder, el don y las ganas de curar. En su humildad, JÉSHUA el notable Hijo de DIOS no tenía que buscar a los pacientes ellos lo buscaban, porque confiaban, sus innumerables curas de las enfermedades daban la garantía de que Él hacia las cosas bien.

 

Hoy en día.

 

Que diferencia, doctores arrogantes donde sus recetas médicas y continuos errores pueden ser el pasaporte al “pijama de madera” o al “colchón anti escaras” por eso muchos pacientes optan por automedicarse y el arte médico en vez de ser el “arte de los artes” ha caído en desprestigio .

 

No obstante el Doctor “Perro Viejo” solo quiere un lugar calentito donde pegue el sol porque ya tiene su “hueso chascón” asegurado, un sueldo público que no se condice con su desempeño, sin embargo camina y va dejando sus pulgas de indolencia, de sarcasmos y de aprovechamiento de las falencias del sistema.

 

 

La solución.

 

Para aumentar la cantidad de doctores comprometidos y orgullosos de su bata blanca en los hospitales públicos, el sistema nacional de salud debe “operarse urgentemente” de todos los ineficientes e inservibles “Perros Viejos” que No buscan aliviar la salud de los usuarios y deforman y corrompen el carácter de buenos prospectos de médicos, esto generaría un circulo virtuoso de buenos médicos que se queden a gusto en los hospitales públicos...

 

Pero por sobre todas las cosas la salud de los Chilenos

estaría en manos de buenos profesionales y mejores seres humanos.

 

procristo